domingo, septiembre 23, 2007

Más de messenger

Fue una conversación de messenger de lunes por la mañana. Lunes lluvioso pero excitante.

Yo estaba en una cafetería haciendo tiempo con mi portátil cuando entró ella. Charlamos un rato de cosas varias, y pronto derivamos uno de nuestros temas favoritos: el sexo.

No pasó mucho rato cuando yo confesé mi excitación y ella la suya. La verdad es que estaba allí sentado, con una erección terrible, y confesándole mis deseos de masturbarme y leyendo que ella ya lo estaba haciendo.

Fue entonces cuando ella me preguntó si había alguna mujer. La había, sola, y atractiva. Ya me había mirado curiosa varias veces.

Mi interlocutora me sugirió: levántate, mirando a los ojos a esa mujer, pasa tu mano por tu paquete, y sin dejar de mirarla dirígete a los servicios. Luego me cuentas lo que pasa.

Así lo hice, y como si animada por la mujer del messenger, la del bar se lavantó y me siguió.

Me dirigí por el pasillo que lleva a los servicios, ella detrás, cuando ella se metió en el servicio de señoras, me agarró y me arrastró allá dentro.

"Te he estado observando, no se ni con quién ni de qué hablabas, pero tu excitación te delata"

Y allí, en uno de los servicios, se agachó, liberó mi polla y comenzó a lamerla, mientras su mano se perdía bajo su falda, entre sus piernas, y comenzaba a acariciarse al ritmo que su boca me devoraba.

Me la comió así, por puro placer de comerme, por el placer de verme gozar, de oirme gemir, de sentirme explotar en una deliciosa corrida y de saborearla hasta dejarme vacío y exhausto.

Cuando terminó, se levantó, sin dejar de acaricarse, me besó, y se corrió mientras su boca inundaba la mia con mi sabor.

Sin decir nada, se ajustó la ropa, yo la mia, salimos, y seguí mi sesión de messenger contándole lo ocurrido a mi interlocutora, por poco tiempo, pues yo tenía una cita a los pocos minutos.



Por la tarde volví a conectarme y allí estaba ella. Comenzamos de nuevo a charlar de lo de la mañana, y de nuevo nos excitamos como auténticos animales. Esta vez yo estaba en el cocha, en un área de servicio casi vacía.

"dame tu número y te llamo"

Cuando comenzamos a charlar, estábamos los dos masturbándonos. Yo en el coche, la polla en mi mano, oyendo su deliciosa y excitada voz contándome como sus dedos acariciaban su excitado coño, y yo, entre jadeos, como me estimulaba y estaba a punto de correrme con ella.

Fuí yo el que se adelantó, y me quedé unos minutos animándola a ella, extasiado, embelesado con sus gemidos, embrujado por su voz, dulce, sensual, atrapado en su orgasmo.

Fué delicioso compatirlo con ella, como las otra veces que lo hemos hecho juntos por messenger.

Lo único malo de esta historia es que al menos una parte, es una fantasía. ¿Cual?... la que vosotr@s querais.

7 comentarios :

lágrimas de mar dijo...

algo de esta historia es una fantasia??
guauuu maravillosa fantasia

besotes

lágrimas de mar

Maria Alexandra dijo...

Por Dios...quisiera que me pasara lo mismo...!!!!!!!!!

Cuantas veces me he masturbado y fantaseado por messenger...pero jamas ha tenido una segunda parte tan...deliciosa....

Fantasia...mmmmm
hay que hacerla realidad...

Al leerla...me aumento la presion...uufff....


Besos...

Y espero su visita en mi blog...




Maria Alexandra

Ayanay dijo...

Uff esta historia me recuerda aun amigo con el que compartimos esa clase de charlkas por messenger las que luego terminan con gemidos por el telefono... Me encanta masturbarme asi...

Besos

galilea dijo...

Delicioso y excitante día completo de sexo. Todo el día excitado, recordando la conversación, la fantasía, el deseo contenido y despues la culminación con esa llamada de teléfono donde escuchar los gemidos de la otra persona mientras se corre es realmente maravilloso.

Besos húmedos y excitados.

Anónimo dijo...

me tienes hipnotizada...
me encantaria encontrarte..mmmmm
y disfrutar de ti.
ah, tengo msn.
un beso.
tqm

arnand dijo...

TQM... ¿y cual es tu messenger?

LUCERO dijo...

espacios especiales que generan sensaciones, que llevan el libido a su maxima expresion, donde las fantasias se revelan y los deseos cargados de erotismo y sensualidad escapan de su prision....el anonimato es lo que te deja ser todo lo que tu ser realmente es...