martes, octubre 09, 2007

69 tras la siesta

De nuevo fue con el sopor de las siesta...



Despertamos con nuestros labios cerca, rozándose, y mis manos recorriendo su espalda.



Comenzamos a besarnos lentamente, y el recorrido de las manos comenzaron a explorar la turgencia de sus pezones, el calor de sus muslos, la humedad de su coño.



Me incorporé y me coloqué entre sus piernas. Le quité las braguitas y comencé a besar la cara interna de sus muslos, ascendiendo poco a poco hacia su coño. El olor a sexo me estaba volviendo loco, y no me pude resistir el comenzar a lamerlo.



Ella inmediatamente dió un respingo y comenzó a jadear. Su clítoris estaba muy excitado, y respondió desde el primer lametazo.



De repente ella se incorporó y me dijo: "túmbate, quiero un 69".



Me tumbé y ella se colocó sobre mi. Su coño estaba a dos centímetros de mi cara, de mi boca, e inmediatemante comencé a lamer, a la vez que sentía como engullía mi polla.



Estuvimos así un buen rato, yo lamiendo y gozando con la deliciosa mamada, una mano pellizcando cuidadosamente sus pezones, la otra en su culo, jugando en la entrada de su ano, follándolo con un dedo humedecido.



Fue delicioso. Devoró mi polla como hacía tiempo, hasta estar a punto de correrme dos veces, y yo lamí su clítoris como un poseso hasta que ella se desplomó sobre mi entre jadeos y espasmos, en un largo orgasmo que la dejó por unos momentos tumbada sobre mi.



Se incorporó, se puso entre mis piernas, y comenzó a lamérmela de nuevo mientras sus manos masajeaban mis huevos. Luego cambió y comenzó a masajearme el capullo con la mano, mientras se agachaba para lamérme los huevos, y ya no pude más. Fue una corrida deliciosa, que dejó mi vientre, su mano y parte de las sábanas llenos de mi semen.



Es una pena no poder dormir más siestas...





6 comentarios :

LUCERO dijo...

juego mutuo de deseos, servirse y servir, uno al otro una conjugacion de lo que quieres y lo que obtienes, un delicioso juego de entregas.


YA eres mi vicio de cada dia...jeje
Besitos

Maria Alexandra dijo...

Nuevamente un relato..este relato me deja casi sin aire...

Es sin duda una siesta que ENVIDIO!!!!y que procurare tener...

Ese disfrute mutuo..para despues hacer gozar...devorar...me apasiona y enciende.

Un beso



Maria Alexandra.


-------------------------

Gracia por tus comentarios en mi blog.

galilea dijo...

Deliciosa siesta, ese despertar excitados, ese deseo contenido y por fin satisfecho plenamente.

Besos húmedos.

golfa dijo...

Mmmmm.. el placer de descubrirte ha sido mío...

Me encantan tus textos, ya tienes una nueva admiradora..

Besos perversos

charo dijo...

Pena? Yo diria todo lo contrario...no existe nada mejor que echarse una buena siesta. Eso sí, siempre que sea en buena compañía el sueño será mucho mas placetero.
Te doy la bienvenida a mi blog.
Un caliente y húmedo beso.

Posdata: te puedo linkear?

A lo largo de todo el espectro cibernético..... dijo...

aissssss.....por qué seré insomne!!!!