domingo, noviembre 12, 2017

Placer compartido


Llega silencioso, pero no interrumpirá la escena que le espera.

Ella ignora su presencia y sigue con sus caricias, con su abstracción excitada sabiénsose contemplada.

El siente como su polla pide alivio, se desnuda, y queda plantado frente a ella, observando, disfrutando.

Ella recorre con sus dedos su sexo, juega en su clítoris, busca alargar un poco más su placer mientras se deja llevar por imágenes imaginadas o vividas, por caricias deseadas o sentidas, por labios ansiados o besados.


El mueve su mano alrededos del capullo desnudo, masturbándose al compás que le marca ella.

Ella, dominante en la distancia, decide con sus movimientos cuando el acelerará los suyos.


El, ansioso, seguirá las órdenes que marca el ritmo de los dedos en el sexo húmedo de su ama amada.


Ellos se correrán, para si mismos, para el otro.
Porque esto también es placer compartido. Sexo compartido. 
 Orgasmos compartidos. Masturbación compartida. Semen compartido. Momentos compartidos.




Porque sí. Me gusta masturbarme. Disfruto mucho con ello. Pero cuando no estoy solo, el placer su multiplica.  Y si ella me acompaña... si ella me acompaña, entonces es sublime


lunes, noviembre 06, 2017

Recuerdo, guardo, veo


Recuerdo noches apenas iluminados los dos por las pantallas de nuestros portátiles, a kilómetros de distancia, conectados por palabras e imágenes, por nuestra excitación y nuestros orgasmos.


Guardo en mi memoria tardes de sexo compartido, juntos, inseparables, desinhibidos.


Veo tus imágenes masturbándote y vuelvo a excitarme, a masturbarme, a dejarme llevar al sentir tus orgasmos, tus jadeos y tus palabras entrecortadas.  


Y vuelvo a correrme contigo.  Y a reirme contigo. Y ++

viernes, noviembre 03, 2017

Siento

No tengo ganas de ser comedido. Prefiero decir y escribir aquí lo que siento.

Y siento excitación ahora mismo con esta imagen.

Esta invitación a la contemplación.

Invitación a la caricia por encima de esa tela que más que vestir, desnuda.

Siento el deseo saborear.

Siento que necesito sentir el calor y la humedad que hace días echo de menos.

Siento que no sienta la excitación que recorre mi cuerpo, desde mi nuca hasta mi espalda, desde mis labios a la delicada piel de mi glande.



Gracias

Aunque jamás lo leerás, gracias.

Gracias por descubrirme que podía disfrutar de más placer.

Era tu vicio, pero lo hiciste mío.


domingo, octubre 29, 2017

Sentidos

Porque son 5 los sentidos.

Porque el sexo son imágenes, sonidos, caricias, olor y gusto... mucho gusto.

Porque me encanta cuando puedo saborear, sin prisa.  

Como un catador.  

Acercarme entre las piernas, observar la delicada flor que voy a probar, desearla antes de sentir su delicado aroma a sexo y placer, lamer, gozando de cada sutil variación en el calor, en el sabor, en la untuosidad, en la vibración que me devuelve con cada movimiento de mis labios y mi lengua.

A veces le pregunta es... "¿Me dejas comerte sin prisa?



¿Y a mi?  Me encanta... todo tuyo. Pero eso es otro post.


jueves, octubre 26, 2017

Ella, El





Solo quiero que ella se deje llevar, que explore su placer, su sexualidad, su desinhibición. Que disfrute de su cuerpo, de la belleza y sensualidad que es ser actriz y espectadora de su propio espectáculo. Que cuando llegue él, siga, que no pare, que se crezca, y que disfrute aún más al verle excitado, extasiado. Que jadee, chorree, que se corra y se regale un orgasmo delicioso... 

Solo quiero que él mire, se relaje y disfrute. Que si se excita, y si quiere, se masturbe. Nada más. 


Creo que es lo que haría yo:  mirar, y masturbarme.  No puede haber una escena más sexual y excitante.

martes, octubre 24, 2017

Así también

-"Esta puede ser otra manera de volverme loco"


- "Me conformo con matarte de placer"


martes, octubre 17, 2017

Perfecto



- "Quiero hacértelo perfecto".


- "Entonces, toma tu tiempo, disfruta, saborea.  Recorre con tu lengua desde mis testículos hasta la punta de mi verga.  Despacio. Lamiendo, besando, explorando.  Déjate guiar por mis gemidos y jadeos con cada uno de tus movimientos. Juega sin prisas con mi capullo.  Recorre su corona, lame la punta, excita esos rincones que hacen que me vuelva loco. No corras, no engullas... prefiero lento, gozar, disfrutar de tu delicioso regalo.  Que tu mano juegue con mi escroto y un dedo se aventure en mi perineo, y si mientras tanto encuentras mi punto, sentirás mi tensión, me oirás rogarte que sigas, y quizás logres volverme loco.  Lo sabrás porque cuando llegue al clímax, gritaré, me retorceré, me aceleraré, y me dejarás agotado. Vacio. Tuyo."