jueves, septiembre 21, 2017

Observador

Si te descubro así.... quizás sea solo espectador de tan delicioso espectáculo. 

Me encanta besarte, comerte, lamerte, follarte, poseerte... pero también me encanta observarte en tu placer, en tu delirio, en tu orgasmo.


miércoles, septiembre 20, 2017

Un día

Un día me preguntaste "¿Puedo?".

Ese día, contigo, comencé a disfrutar de una faceta desconocida de mi sexualidad.

Aprendí a dejarme llevar, dejarme hacer, relajarme y disfrutar sin tabúes ni tópicos.

Compredí qué se experimentaba al entregarme totalmente a ti, qué experimentabas cuando tu te entragabas a mi.

Sentí como se abrían nuevos caminos al placer de los dos.

Gocé de cada momento y cada sensación, de tu mirada pícara y de tus gemidos excitados cuando jugabas en mi ano.

Y como siempre, disfruté como un loco con tus orgasmos casi viciosos cuando me entregaba a ti. 

Y un día te contesté "tu placer, es mi placer".






lunes, septiembre 18, 2017

Domingo

Domingo sin prisa.

Domingo de caricias.

Domingo de sábanas y cuerpos entrelazados.

Domingo de besos, piel erizada, pezones entre labios húmedos, dedos curiosos entre pliegues de sexo, de humedad, de exploración curiosa entre las nalgas de más goce, de más excitación, de más entrega.

Domingo de jadeos y gemidos, de orgasmos pausados, de sexo sin fin.

Domingo de placer.

Domingo Juntos.


martes, septiembre 12, 2017

Hambre





A veces tengo verdadero hambre de ti.
De hecho, nunca me sacio.

No hay sabor más delicioso...
No hay calor más acogedor...
No hay vibración más excitante...

... que tu sexo sometido a las caricias de mis labios y mi lengua.
 


domingo, septiembre 10, 2017

Comerte....




Si me regalas esta imagen, si me esperas así, sabes que mi lengua no parará hasta reconocerte toda, hasta sentir tu orgasmo, hasta humedecer tu ano, hasta excitarme, hasta saciarme, hasta sentirte lista para follarte...



domingo, agosto 27, 2017

Me dejo


Me dejo cuando te arrodillas entre mis piernas y siento la caricia de tus dedos en mis caderas.

Me dejo cuando recorren mis muslos y juegan con en los pliegues de mis ingles, rozando suavemente la piel de mi escroto, excitando poco a poco mis sentidos.


Me dejo y me abando al placer cuando, casi curiosa, empiezas a acoger entre tus manos mi miembro excitado, y las yemas de tus dedos trazan recorridos erráticos por la sensibilidad de mi glande, buscando ese punto que sabes que puede volverme loco, esa intensidad, velocidad y lubricación que me hace gemir, retorcerme, suplicarte que pares y que sigas a la vez.


Me matas cuando agarras la corona de mi glande, sabiendo que ya me tienes casi rendido, casi agotado, mientras tu otra mano agarra mis testículos, los masajea, y tus dedos buscan entre mis nalgas arrancarme más pinchazos de placer.

Y me dejo.  Y arrancas de mi un orgasmo acompañado de convulsiones y gemidos de placer y lleno tus manos de mi. 

Me dejo. Y me volveré a dejar.





lunes, agosto 21, 2017

Fantasías

Me miraste tímida y me confesaste una de tus fantasías.  Te sonreí pícaro y te pregunté, para tu sorpresa, "¿Cuando?".

Estabas nerviosa cuando empecé a besarte ante la mirada de nuestro invitado. Los tres de pie, tu y yo abrazados, acariciándonos bajo nuestras ropas, y cuando le hice un gesto para que se acercara, me separé un poco y giré tu cara para que le besaras.

El se entregó a tu beso y comenzó a acariciarte,  yo separé tu mano de mi entrepierna y la acerqué a la suya.  Quería que notases su polla dura, esa polla que yo quería que también disfrutaras como juguete en nuestras sábanas, y que te dejaras llevar por tu deseo y placer.

Y así lo hicimos, desnudos los tres gocé mientras le acariciabas, mientras lo devorabas, mientras follabas.  Te corriste con nuestras lenguas, con nuestros dedos, con nuestras pollas, y nosotros nos corrimos con tus caricias, tu boca, tu humedad.

Una tarde deliciosa tras la cual me volviste a preguntar si te seguía deseando después de verte follar con otro hombre.

"Más que nunca. Te deseo más que nunca"