martes, febrero 28, 2017

Egoista

Quizás hoy soy un egoísta... pero deseo sentirme deseado y adorado.


Deseo sentir la caricia de tu lengua en cada centímetro, desde mis huevos hasta la punta de mi glande.

Quiero sentir mil sensaciones con cada movimiento, con cada roce, con cada beso.


Deseo abandonarme al placer que me regalas, despacio, con tiempo, gozando en cada segundo, de cada instante.


Quiero dejarme llevar hasta que sientas mi orgasmo, mi calor, mi sabor... 

... y deseo poder saborearlo luego de tus labios




lunes, febrero 20, 2017

Si condicional


Si me estás buscando, me has encontrado



 Si me estás provocando, lo has logrado.


 Si me estás deseando, me has conseguido.



 Si querías excitarme.... Uff, si querías excitarme voy a demostrarte que eres una maestra en eso, en excitarme.  Que eres capaz de desatar mis instintos, de despertar mi verga, de hacerme salivar sólo con saberte así, dispuesta, esperando a que te devore, que te coma entera, que te folle con ansias de hacerte mía.


Si quieres, voy.

sábado, febrero 18, 2017

¿Quizás, seguro?

Quizás esta noche mis besos aterricen en tu cuello mientras mis manos se deslizan bajo tu blusa y juegan con tus pechos.

Quizás nos despojemos de nuestra ropa poco a poco, aunque puede que seamos salvajes y ansiosos.

Quizás nos besemos largo, dejando que nuestras lenguas jueguen, peleen, se entrelacen, despertando el resto de nuestros sentidos, preparando nuestra piel para el placer, humedeciendo nuestros sexos.

Quizás muerda tus pezones, buscando ese punto y esa intensidad máxima justo previa al dolor pero que despierta en ti tu perfil más ninfómano.

Quizás deslice mi lengua por tu sexo, hambriento de ti, de tu sabor.

Quizás pasemos por todo eso... pero ten por seguro que esta noche deseo hacerte mía.

Seguro que sentirás mi polla dura jugando en la entrada de tu sexo, deslizándose sobre tu clítoris, lubricándose con tu exquisita humedad.


Seguro que te penetraré, pero no puedo prometerte que lo haga suavemente... te deseo tanto que no creo que pueda controlarme, y una vez mi glande encuentre su cálido camino, buscaré estar en lo más profundo de ti.


Estoy seguro de que quiero moverme, entrar, salir, sentirte jadear con cada embestida... me moveré desde la entrada de tu vagina hasta hundirme todo dentro de ti, hasta chocar nuestras pubis, fuerte, ansioso.  Y con tu mirada me pedirás que no pare, sin rodeos me pedirás que siga follándote, mientras todo tu cuerpo  vibra con cada golpe de mi pelvis.


No dudo que me cabalgarás, que serás tu por un momento quien se mueva sobre mi, mis manos agarrando tus glúteos y abriéndolos bien, como a mi me gusta tenerlos, tu clavándote mi polla, subiendo y bajando, posesa y abandonada al placer, presa del hambre de nuestros sexos, frenética en tus movimientos, follándote, o follándome, o follándonos.




Pero seguro que te daré la vuelta, retomaré el control, abriré de nuevo tus nalgas, esta vez para verte bien abierta para mi, y de nuevo me hundiré sin control en tu vagina aún no saciada, y tú extenderás tu mano hacia atrás, entre tus piernas, y agarrando mis huevos me susurrarás "no pares" y de nuevo recorreré con mi capullo cada centímetro de ti, de tu vagina, en un dentro fuera acompasado con los movimientos de tus dedos en tu clítoris, al ritmo de nuestros jadeos, cada vez más rápido, cada vez, más intenso, cada vez más húmedo, cada vez más cerca del éxtasis que recorrerá nuestros cuerpos cuando estallemos en convulsiones de placer, cuando mi verga explote en un orgasmo electrizante que recorrerá simultáneamente nuestros cuerpos, dejándonos agotados y húmedos.




Yo estoy seguro que hoy lo quiero así... al menos empezar así... 

¿Y tu? ¿Estás segura?

martes, febrero 14, 2017

Caricias

Apoyada sobre mi, desnudos, apenas recuperados de nuestro anterior orgasmo, tus manos se acercan a mi verga, mis dedos a tu clítoris... nos acariciamos despacio, disfrutando tanto del placer que damos como del que recibimos.

Nuestras respiraciones se aceleran poco a poco... nuestros dedos saben perfectamente como moverse en el sexo del otro, como buscar la estimulación más delicada, la más deliciosa.  Nos lo tomamos con calma, disfrutando de cada momento, de cada roce.... despacio... 


Yo juego haciendo círculos sobre tu clítoris mientras masajeas el borde de mi glande, donde sabes que más me gusta.

Hasta que me susurras...

-"Quiero que acabes tu... quiero ver como te corres"

Y, ¿como no complacerte?


lunes, febrero 13, 2017

Me gusta

 Me gusta cuando me preguntas...

-"¿Donde te quieres correr?"

Y me gusta cuando adivino que quieres que sea entre tus pechos, que deseas notar mi polla a punto de estallar rozando tus pezones y que mueres por sentir el calor de mi orgasmo, de mi semen, en tu piel.

Y me gusta seguir sorprendiéndote cuando me acerco, aun en éxtasis, y lamo cada centímetro de ti cubierto de mi leche, y luego te beso, largo e intenso, compartiendo cada gota de mi placer.

Me gusta ese beso que, para ti, es el principio del camino que te llevará a otro orgasmo... con mis dedos, con mis labios, como sea... 






sábado, febrero 11, 2017

Delicatessen

Para mi lo es.

El mejor manjar. 

Un delicioso regalo: que me dejes deleitarme con tu sabor.

Inigualable principio... o final.

Poder recorrer cada contorno de tu sexo.  Saborearlo.  Jugar en cada pliegue.  Entrar en el calor y la humedad de tu vagina.  Explorar tu ano.  Estimular el clítoris, despacio, como una mariposa que busca su alimento... al menos al principio... porque según lo que me pidas, lo que me transmitas, puedo acabar siendo el lobo que devora a su presa y comerte con ansia.  

Suave o rudo, tu eliges.

Por tu placer, por el mio, por favor, dájame hoy saborearte.



miércoles, febrero 08, 2017

Me pierde



Sabes que me pierde encontrarte provocadora, sexy y pícara, así, invitándome a acariciarte y besarte.

Y sabes qué hacer si quieres excitarme real e inmediatamente, que pierda todo mi control.

Y es que ver tus dedos acariciando tu sexo, ver como te dejas llevar, sentir tu respiración agitarse, sentirme espectador, ser cómplice de tu placer, hace que inmediatamente me excite, mi polla luche por salir, que muera por liberar mi capullo y acariciarlo despacio.

A veces me gusta así.  Masturbarnos el uno para el otro. Sentir como te corres para mi.  Correrme para ti.