lunes, noviembre 26, 2007

Me gustaban...

Me gustaban aquellas frias tardes de invierno en las que apenas apetecía salir, y en las que matábamos las horas en la cama desnudos, acariciándonos, lamiéndonos, corriéndonos.

Me gustaba tu mezcla de timidez y de pasión, que te llevaba a apenas mirarme a los ojos cuando devorabas mi polla y a la vez a beber hasta la última gota de mi semen cuando me corría, a apenas hablar pero a agarrar mi mano para que te follase con un dedo tu vagina húmeda unas veces y tu culito hambriento otras.

Me gustaba sentirte abierta y escucharte entre jadeos y susurros: "por favor, no me folles todavía... quiero sentir tu polla en mi clítoris".

Me gustaban aquellas largas tardes...

sábado, noviembre 17, 2007

Desaba...

...pero ella estaba cansada.
"Mástúrbate aquí conmigo".
Y bajo su atenta mirada obedecí.


Si me esperas así... (deseos)


Si me esperas así sabes que no me resistiré...

Si me esperas así sabes que te quitaré esa braguita, y sin más preámbulos, hambriento, comenzaré a lamer esos glúteos, el camino que entre ambos delimitan, y el delicioso manjar que esconden.

Si me esperas así sabes que sentirás mi lengua y mis dedos en tu ano, en tu vagina, en tu clítoris.

Si me esperas así...

domingo, noviembre 04, 2007

Lo sabes

Sabes que me encantó anoche.


Me encantó navegar junto a ti por aquellos recovecos perversos de internet.


Me encantó excitarme contigo, compartir esos momentos, imaginarte húmeda, acariciándote a la vez que yo.


Sabes que tu voz fueron besos en mis oidos, lamidos en mi piel.


Sabes que tus jedeos excitaron los mios, que tus orgasmos provocaron el mio, que a tu placer lo acompañó el mio.


Lo sabes, ¿verdad?.







Foto

Hoy encontré una foto que le va al pelo a un antiguo post... http://casadodenoche.blogspot.com/2007/08/hace-tiempo-real.html

No quería dejar de ponerla.

viernes, noviembre 02, 2007

Lento...

Te poseeré despacio.

Ganaré terreno centímetro a centímetro.

Te llenaré poco a poco.

Me sentirás avanzar dentro de ti.

Y luego, tomarás las riendas, y bailarás sobre mi tu danza, la danza que a mi me acaba arrancando gemidos y espasmos, la danza que te llava al éxtasis, la danza que me vacía en tu vientre, la danza con la que te abandonas y te conduces al placer, a la pequeña muerte.