viernes, marzo 23, 2007

¿Para qué un título?

¿Para qué un título si lo que me importas eres tu?



¿Para qué si lo que quiero es que me desees y me esperes como yo te deseo y espero a ti?



No puedo poner un título a las caricias imaginadas, realizadas y recordadas. No puedo resumir las horas de roce, de placer, de sensualidad, de besos, de gemidos y de goce en un título.



No puedo pensar porque te tengo en mi cabeza, desnuda, limpia, perfumada, suave, ansiosa, y veo y siento tus besos y tus caricias, y me recorre un temblor, y me excito, y no puedo dejar de desearte ni un segundo mientras escribo.



Hoy, a mis ansias por ti, no les puedo poner título.

12 comentarios :

Saitam dijo...

Sencillamnte
Exquisito
Maravilloso

Anónimo dijo...

Me alegro que hayas encontrado alguien con quien sobren todas las palabras. Un beso Arnand. Dana

TERESA dijo...

Yo tampoco puedo poner titulo a lo que provocas con tus escritos en mi...

Alba dijo...

Ni falta que hace.

Besos desde el agua.

Valeria dijo...

No es necesario un título, es suficientemente explícito...
Un beso, Arnand

Maria de los Angeles. dijo...

simplemente un placer leer textos como este.

Sαяiтíѕімα dijo...

Muy bonito la verdad...muy tierno también...;)

belita dijo...

Ni falta que hace. Muy bonito, si señor.

Besos.

Mikel dijo...

Quieres un titulo..
" La persegui hasta el catre ".
Saludos maños.

Catira dijo...

Muy bueno, porque a veces las palabras sobran.
Besos húmedos

Anónimo dijo...

Mikel un poco irónico ...o no?

Pero a veces la cursilería apesta cierto?

bailarina dijo...

...me encanta..reflejas exactamente esa sensación maravillosa, que se tiene, cuando alguien te hace temblar...un beso