lunes, enero 30, 2012

Tres

Encontré estas fotos y por un momento volé con mi imaginación...


Imaginé tres cuerpos desnudos, caricias cruzadas, besos infinitos, jadeos qu
e se entremezclan, una lengua recorriendo tus pechos mientras la mía bucea entre tus piernas, tus manos recorriendo unos muslos que tiemblan de excitación.

Me imaginé a veces como simple espectador de tus juegos, otras veces a ti voyeur de los míos mientras te masturbas con una mano y pellizcas tus pezones con la otra, otras nuestros cuerpos gozando juntos, dejándonos llevar por mil sensaciones nuevas
...

Encontré estas fotos y volví a imaginar.

Y+

13 comentarios :

B Sides dijo...

Siempre tienes fotos geniales, me encantan.
En cuanto al post, la imaginación tiene un poder verdaderamente increíble, una fantasía así se decora con todo tipo de detalles, según para qué y en qué momento... Creo que la imaginación es una herramienta fabulosa (y jodidamente peligrosa también).
Tres... Yo un día lo imaginé y ahora lo recuerdo. El recuerdo siempre es menos espectacular, pero quizá más satisfactorio por saber que viene de la experiencia.
Quería compartir mi recuerdo y lo escribí en la última entrada de mi blog, http://redhotstrawberry.blogspot.com

GudèLu dijo...

Deliciosa esa imaginación

luna dijo...

Buon gusto musica e erotismo..
Un abrazo...

SUPERCHIKA dijo...

pues sin duda tienes una gran y exitante imaginacion...
volvere... ;)

Anónimo dijo...

No lo imagines ni vivas con ese recuerdo...ya va siendo hora de volverlo a disfrutar cambiando algunos personajes.

luna dijo...

Un abrazo y un super week end
_(▒)(▒)
(▒)(♥)(▒)
.,(▒)(▒)
...../
..../
.../ ..Beso. இڿڰۣ-ڰۣ

JULIA dijo...

Muy buen gusto

besos

PINK PANZER dijo...

La imaginación es el mejor afrodisíaco... y sin contraindicaciones.

Excelente y eróticamente bien condimentado blog.

Mis sinceras felicitaciones.

kondesa de la oscuridad dijo...

Aun recuerdo cuando tus dedos impacientes jugaban con los botones de mi pecho, provocando un estallido de humedad en ese lugar calido y ardiente de mi intimidad.
Y cuando las palomas de tus manos inquietas descendían al jardín del deseo, buscando tu boca beber la miel de ese pequeño océano donde se perdían tus labios y tu lengua inquieta hasta ahogar la fuerza de tu interior, naufragando en oleadas de placer y gemidos de pasión, muriendo poco a poco, piel a piel, en el eterno abrazo del amor...kondesa

María Alas dijo...

¿Qué seríamos sin imaginación? Mis felicitaciones por este espíritu erótico que envuelve tu blog.
Un saludo.
María

zangolotino dijo...

Interesante

zangolotino dijo...

Interesante

zangolotino dijo...

Interesante