lunes, abril 07, 2014

Soñé...

Volví a soñar que despertaba de mi letargo pegado a ti, nuestros cuerpos desnudos, relajados, arropados por la brisa que nos regala un mar imaginado.

Volví a soñar con mis dedos recorriendo perezosos tus muslos, tus nalgas, ascendiendo por tus caderas, surcando tu vientre, perdiéndose entre tus pechos, encontrando tus pezones.

Volví a soñar que minúsculas gotas de sudor brotaban de cada poro de tu piel conforme tu cuerpo se excitaba y se preparaba para mi.

Volví a soñar que bebía en cada centímetro de ti, desde tu boca hasta tus pies, en tus hombros, en el hueco detrás de tus rodillas, en las palmas de tus manos, entre tus nalgas.... besaba y lamía, succionaba y mordía, mientras me acercaba al maná de  tu sexo, fuente de placer en la que intentaba calmar mi sed de ti, y con cada roce de mis labios, de mi lengua, te notaba temblar, tus manos enredadas en mi pelo, tus gemidos regalándome tu orgasmo.

Y volví a soñar que, lejos de saciar mis deseos, tu humedad, mi droga, no había hecho más que hacerme más adicto a ti.

Igual que cuando estoy despierto.

2 comentarios :

Pommette dijo...

Pues tendré que volver a comentar ahora que estás despierto, igual que cuando duermes. :)

PuramenteInfiel dijo...

He venido a curiosear con ánimo siguiendo tus pasos dejados en mi casa, paisano. Otro día vengo a leerte con más calma, dejarte mis comentarios y robarte alguna foto, si no te importa. Yo te cedo todas las mías.
Besos de Pecado.