viernes, octubre 05, 2007

¿Vanidad? ¿Orgullo?

No se, quizás vanidad, quizás orgullo, pero sólo imaginarme capaz de provocarte y excitarte hasta este punto, que leerme te haya hecho palpitar y haya movido tus dedos en tu sexo, y quizás en algún momento en tu imaginación me hayas tenido allá contigo como espectador o protagonista de tus fantasías, me llena de vanidad, orgullo y... excitación.

6 comentarios :

Valeria dijo...

Pues yo diría que sí puedes sentirte satisfecho :)
Un beso, Arnand

LUCERO dijo...

siente lo que quieras sentir y aun mucho mas de lo que mencionas, imagina lo que has provocado e intenta imaginar que hay mas alla de eso...

Anónimo dijo...

Así es, así fue.
anoche, por ejemplo...
uff, enhorabuena!
tqm

Mikel dijo...

Tambien agradecimiento por los deberes bien hechos,nooo??
Saludos

A lo largo de todo el espectro cibernético..... dijo...

Quién no se siente halagado en su vanidad por esas miradas excitadas que despertamos???Imaginamos a quien lo vive y excitándonos, a veces en soledad, despertando deseos vehementes...Siéntente orgulloso,debes serlo, con motivo.
Leerte supone una llama moribunda, que resucita en el pensamiento y "me reanima" y mis labios se entreabren en un bostezo de fiera y mis manos me revelan caricias inéditas y voluptuosas.

Nos guías en un vagar de manos por cada uno de nuestros relieves, con deseos desgarradores de liberarnos de las ropas...y de todo...

Yo me sentiría igual...

Maria Alexandra dijo...

Es el mismo sentimientos que me invade cada vez que tengo un nuevo comentario en mi blog...

Hace unos dias...uno de mis lectores me comentaba (mientras estaba en msn)cuanto lo excitaba uno de mis textos...me decia que y..habia sido capaz de provocarle una ereccion...y para mi un comentario como ese..me llena de satisfaccion...me es realmente placentero...saber que hay alguien que a traves de una fria pantalla es capaz de recibir...lo que yo escribo...un texto es capaz de provocar...incitar...lo que practicamente me esta transformando en "exhibicionista"..y tambien voyerista de las reacciones ajenas...


Comparto plena y absolutamente vuestras palabras.


Un abrazo




Maria Alexandra