martes, enero 13, 2015

Placer



Ella le siente asomarse. 

Le deja escuchar, ver, incluso oler su placer.

Ella comparte con el cada movimiento y jadeo.

Le deja disfrutar de tan bella visión del sexo.

Ella se abandona, sabiéndose observada.

Le deja que se acaricie excitado.

Ella explota en un orgasmo largo y delicioso.

El la adora, la desea, y sólo piensa en cómo volverla a ver gozar.  Porque el placer de ella,  es el suyo.






No hay comentarios :